RSS Feed

‘Curiosidades’ Categoría

  1. La importancia del naming

    diciembre 14, 2011 por Michel

    mazda laputa namingIndagando sobre el proceso de creación de nombres para marcas comerciales, me he encontrado con el siguiente relato extractado de un artículo de Rafael Pascual que, aparte de su carácter divertido, nos explica de alguna manera lo importante que es crear un buen nombre de marca antes de darle forma como logotipo. Podríamos llamarlo «El nombre equivocado».

    “En 1999 tuvo lugar uno de los momentos más recordados de la historia del marketing. Los hechos ocurrieron durante el Salón del Automóvil de Tokio en la presentación de un pequeño utilitario de Mazda, que fue bautizado con el asombroso nombre de Laputa. No contentos con las risas que la propia denominación generó entre los hispanoparlantes asistentes al acto, los directivos de la firma nipona añadieron más al fuego con eslóganes míticos como “posee un cuerpo diseñado para resistir impactos frontales” o el mejor de todos, “Laputa: su mejor compañía en viajes largos”. Como era de esperar, su hilarante denominación convirtió al Mazda Laputa en un sonoro fracaso entre españoles y latinoamericanos.

    A pesar de lo delirante de esta historia, el sector automovilístico es prolífico en este tipo de meteduras de pata. Entre las más destacadas figuran el Opel Manta, el Mitsubishi Pajero (sustituido por el Montero, para evitar las risas), El Nissan Moco, el Ford Pinto (significa pene en portugués), el AMC Granlin (significa diablillo o duende travieso) y, más actual, el Volkswagen Jetta.

    Fuera del mundo del motor, también es fácil dar con denominaciones malsonantes tales como una empresa de embutidos llamada Morte; una constructora que responde a la siglas de CAE; la línea de bolígrafos del fabricante Zebra Pen, conocida como Sarasa; el dentífrico Colgate (que significa cuélgate en Argentina); o el recientes medicamento Ymea que no tiene relación alguna con la vejiga, sino con la menopausia.”

    kagada namingY seguro que todos podemos completar la lista con otras aportaciones. ¿Se os ocurre alguno? Yo pongo otro en japonés, que por lo que se ve, da mucho juego…

     

     


  2. De la inutilidad del diseño

    noviembre 17, 2011 por Miguel

    El diseño es una valor que añade significado, notoriedad o estética a un mensaje. Ahora bien, a veces el mensaje es tan rotundo que no necesita de ningún ingrediente que pudiera enturbiar su nitidez. En cuanto a la estética, cuando el mensaje no es bello, ¿para qué?

    (fotografía Jose Azul, en el Delta del Ebro)


  3. Café para todos

    noviembre 9, 2011 por Miguel

    Claro que también puedes echar mano de la imaginación y si lo tuyo es un cafe, qué mejor nombre que el de nuestro muy cafetero héroe del Café de Colombia. En cuanto al logo y para evitar acusaciones de plagio, debes huir de la tentación de sacar un tipo bigotudo con un burro y buscar la originalidad en los más recónditos rincones de la inspiración.


  4. El naming, oye, qué difícil es

    noviembre 9, 2011 por Michel

    naming de chatarrería

    Llega un cliente y te dice que quiere crear una marca nueva o un nombre para su empresa o su negocio.

    Y hala, a buscar un nombre que se pueda usar. Que no lo tenga nadie. Que no esté registrado ni nada. Y buscas en inglés, juntas palabras, creas acrónimos, sumas iniciales de apellidos y otros trucos que no contaré y cuando crees que lo tienes, te viene el cliente y te dice:

    —”Nada, oye, que ya tengo el nombre, que lo he hablado con mi mujer y con mi cuñao que pinta acuarelas y es el que nos gusta. Así que hazme le logotipo”.

    Y ahora, ¿qué? ¿Le dices que ese nombre no es apropiado por esto y por lo otro y que se deje aconsejar por ti? Dilo si te quedas mejor, pero hay un cierto tipo de emprendedores que no ven los inconvenientes en su camino al triunfo.

    Y luego está cómo defines el negocio. Bueno, ya le ha hecho el cartel el de las acuarelas.

    Bueno, pero todo esto es sólo una broma.

    ¿O no?


  5. Un pack imposible

    noviembre 9, 2011 por Michel

    Féretro tabaco

    Esto no lo verás nunca en un estanco.

    Si fueran así las cajetillas de tabaco, sería la mejor campaña antitabaco posible. A ver quién echa mano a un pitillo de estos sin pensar que sólo somos polvo y que a la ceniza volveremos, sobre todo si fumamos.

    Pero como no habrá tabaquera que quiera suicidarse así, podría ser una gran idea para una campaña de publicidad del Día mundial sin tabaco o así.

    Venga y ahora, a pensar ideas tan sencillas pero tan impactantes como ésta.


  6. Siempre pensando en lo mismo

    noviembre 2, 2011 por Michel

     

    sexo gratisTradicionalmente, el sexo funciona bien como reclamo publicitario.

    Bueno, como reclamo, en general. Con el tiempo, las referencias sexuales a la publicidad se han ido sofisticando por caminos tan variados como la sugerencia subliminal o el humor. Pero aún se pueden ver por ahí los calendarios de taller mecánico de antaño, aunque ahora las fotos las haga un artista de moda y las chicas sean modelos finas y elegantes.

    El sexo funciona, al menos como fogonazo que atrae la mirada. Otra cosa será que luego los productos anunciados se vendan. Quizá las campañas de desodorante Axe sean un éxito de ventas y miles de hombres se compren ese desodorante no sea que quizá funcione la fórmula mágica de feromonas que parece contener, si es que hay que creerse sus anuncios.

    Pero el que no creo que haya sido muy eficaz es este cartel tan chusco. Y más aún siendo que estaba situado en un taller de neumáticos de un polígono industrial. Vamos, que cualquiera que lo viera (y se veía de lejos) no podía ni imaginar que allí le cambiaban el aceite del coche gratis al cambiar las cuatro ruedas. O sea, que no sé si atraería muchos clientes de ruedas, sino más bien de los de sexo.

    Y es que no todo vale en publicidad con tal de llamar la atención, hombre ya.