RSS Feed

Posts Tagged ‘humor’

  1. Efectivo despertador

    febrero 7, 2012 por Michel

    desertador seiko anuncio creativo¿Por qué me gusta este anuncio?

    Yo no sé si se venden tantos despertadores como para hacer publicidad off-line o si es un simple ejercicio de estilo con una buena idea. Dejemos la rentabilidad y el retorno aparte. El anuncio me gusta.

    Porque cuenta una historia. Porque tiene intriga. Porque sabes lo que va a pasar. Porque se ríen de sí mismos. Porque hace sonreir. Porque comunica perfectamente la utilidad o beneficio del producto. Y en una palabra, porque tiene punch. “O pinch”.

     


  2. ¿Edtaz dezfriado de dariz?

    enero 13, 2012 por Michel

    congestión nasal publicidadAgobiante campaña de un inhalador nasal para la congestión propia de estas fechas.

    congestión nasal olla a presión

     


  3. «Tengo una idea»

    enero 12, 2012 por Michel

    idea primitivaSiempre usando bombillas para reflejar la idea de la “la idea” y llega este ilustrador tan divertido y nos muestra cómo sería este manido concepto antes de que se inventaran las bombillas…

    Muy recomendable refrescar la mente echando un vistazo a sus dibujos en:

    http://stocklogos.com/topic/jaco-haasbroek-illustration-and-logo-design-work


  4. Sexo y publicidad

    diciembre 30, 2011 por Michel

    sexo y publicidad

    Reconozcámoslo, el sexo funciona en publicidad.

    cerveza y sexoNos parecerá mejor o peor, pero mires donde mires, verás que buena parte del reclamo publicitario cotidiano suele ser una imagen sexual más o menos evidente/sutil y más o menos elegante/grosera. Desde los calendarios de taller mecánico y camionero (los calendarios de Pirelli, tan finos ellos, ¿quién los cuelga en la pared?) hasta los spots navideños de colonias más incomprensibles, cualquier producto es susceptible de tocar ese interruptor que la mayoría de los humanos tenemos en modo ON. Según se dice, tanto los hombres como las mujeres…

    Me voy a centrar hoy en algunas piezas (con perdón) en las que se juega con el subconsciente mostrándonos imágenes inocentes en las que nos parece ver lo que no hay. Bueno, o sí que está lo que nos parece ver pero no, o sea, ya me entiendes, que lo que quieren es volvernos locos.

    ¡Qué mala idea la de los creativos estos! No quiero decir que la idea sea mala, sino que imagino lo que se debieron reír imaginando la reacción de los lectores de los anuncios al sentirse como unos pervertidos, siempre pensando en lo mismo.

    sexo publicidad y zapatos

    Faltaría valorar en cada caso la eficacia del recurso más allá de llamar la atención del público:

    ¿Se comunica la ventaja del producto?

    ¿Te quedas con la marca?

    ¿Transmiten una buena imagen?

    ¿Es buena publicidad?

    Eso, que lo juzgue cada cual.

    Pero a ver si en el próximo trabajo usamos el sexo como gancho y el cliente va y nos lo aprueba.


  5. La fuerza de lo sencillo

    diciembre 28, 2011 por Michel

    anuncio comida mascotasEsto es publicidad clásica de la buena.

    El esquema típico del “antes/después”. El recurso del “sin palabras”. La potencia de la hipérbole. La reducción de elementos a lo meramente imprescindible. Una pizca de humor. Y el beneficio del producto por delante de todo.


  6. Coincidencias diferentes

    diciembre 13, 2011 por Michel

    atracador de banco con media en la cara¿Las coincidencias existen?

    Quizá recurrir al lugar común para hacer un anuncio nos lleve a esto: dos anuncios de medias de marcas diferentes que para explicarnos su USP, su ventaja diferencial, utilizan el mismo truco. Yo no sé si los ladrones se ponen mucho medias en la cara para atracar, pero en las películas sí y si sale en las películas, esa imagen ya la tenemos todos en el disco duro. Lo más gracioso (y graciosos son los dos y efectivos para comunicar lo que quieren, también) es que la broma funciona en ambos casos: en uno, porque la media es tan tupida que no sirve para robar y en el otro, es tan “invisible” que te reconocen lo mismo.

    atracador con media en la cara

    Humor, sencillez y mensaje claro y directo. A veces la brillantez no está en la originalidad sino en la adecuación de la idea con el concepto que queremos transmitir.