RSS Feed

Posts Tagged ‘manipulación’

  1. Responsable: el anunciante

    junio 20, 2013 por Michel

    Existe algo que se llama conciencia.

    Existe algo que se llama conciencia.

     ¿Somos responsables los publicitarios de lo que nuestros clientes anuncian a través de nuestras creaciones?

    Bueno, un poco sí, ¿eh?, no nos hagamos los santos ahora, que no somos más que mercenarios. Sabemos algunos trucos de seducción y persuasión y los ponemos al servicio de nuestros amos. Si el cliente es perverso, debemos ser capaces de juzgar si nos hacemos sus cómplices o no. Aunque, oye, también el público debe ser inteligente ante la publicidad, que ya son muchos años viviendo juntos.

    Pero no vale en la vida real la excusa de la obediencia debida, el “yo solo cumplía órdenes” y el “es parte de mi trabajo”. ¿No es responsable de su dedo el que aprieta el gatillo en el campo de combate? ¿No lo es el verdugo? ¿Ni el policía que apalea ciudadanos?

    Existe algo que se llama conciencia. Y hoy más que nunca hay que aprender a decir que no a un trabajo cuando adivinamos que vamos a contribuir a causar daño por medio de mentiras deshonestas.


  2. Sexo, coches y publicidad

    mayo 23, 2013 por Michel

    volkswagen

    Estos de Volkswagen ya no saben qué inventar para vender coches. Soluciones innecesarias a problemas inexistentes. Pero bueno, ese es nuestro trabajo, muchas veces.


  3. Triste es de robar, triste es de pedir.

    agosto 14, 2012 por Michel

    es triste de pedir pero más triste es de robarDesde el punto de vista del marketing y la comunicación, el asalto a dos supermercados para enajenar alimentos básicos y darlos a gente en situación de necesidad básica de comer ha sido un gran trabajo de lo que se llama el marketing de guerrilla.

    Todos los debates sobre si es o no delito, si es moralmente reprobable o un ejemplo a seguir, si los responsables son héroes o villanos, todo eso y más no son más que los brillantes destellos del éxito de la acción de comunicación. Chapeau!

    Es evidente para cualquiera que se pare a pensar en vez de a gritar que la cosa no se trataba de robar para dar a los pobres. Ni de denunciar la cantidad de alimentos útiles que los súper tiran a la basura (vid. http://www.qcom.es/v_portal/informacion/informacionver.asp?cod=23651&te=&idage=&vap=0&codrel=2566). Ni siquiera de sacar unas pelillas para mejorar su cuenta de resultados, como esas monjas de Granada (vid. http://www.ideal.es/granada/20120805/local/granada/monjas-buen-consejo-beneficencia-201208050144.html) y llegar a fin de mes.
    El asalto al súper, bien acompañado de cámaras de los informativos, ha sido una obra maestra de campaña viral.

    Primero, planificas una idea loca y transgresora. Y en la sociedad capitalista no hay nada más transgresor que atentar contra la propiedad privada.

    Segundo, te acompañas de medios informativos ávidos de tener algo que contar que sea chocante en medio de la galbana veraniega.

    Tercero, haces ruido, mucho ruido y provocas que los exaltados reaccionen (ha estado chupao, la verdad). Si encarcelan al alcalde de Marinaleda o algo semejante le harán un gran favor a la campaña.

    Cuarto, respondes a todo avivando el fuego de la polémica. Y ya has sembrado la cizaña, inoculado el virus, vertido el veneno. Sólo hay que dejar que se extienda (Mua-ha-ha-ha-ha-ha!).

    Creo que falta el quinto paso, el más difícil de conseguir, que es que pasada la galerna, cuando baje la marea, sean capaces de transmitir el trasfondo de la acción, la esencia del mensaje, el concepto de la campaña, que no lo cuento yo porque al ser tan evidente me produce rubor explicarlo y no es el objeto de esta entrada. Pero sin ese paso, la acción habrá sido sólo la anécdota del verano.

    ¿Qué hemos aprendido con esto? Que la quintaesencia del marketing de guerrilla se puede resumir en esa frase que nunca leerás en el Quijote pero que tan bien explica su mecanismo de funcionamiento: “ladran, pues cabalgamos”. O dicho de otro modo: el que se pica, es que algún ajo se ha comido antes.


  4. 10 cosas que recordar al hacer una presentación

    abril 26, 2012 por Michel

    En el momento de presentar tus ideas, tan decisivo como lo que dices es cómo lo haces. Por eso, no te olvides de algunas cosas importantes:

    1- Quieren escucharte: están ahí para oírte y tú tienes el mando.

    2- Utiliza el lenguaje corporal: gestos afirmativos y moderadamente firmes reforzarán tus argumentos.

    3- Preséntate: Antes de comenzar, estrecha la mano a todos, repite su nombre y mírales.

    4- Confía en ti mismo: una persona animada que cree en lo que dice consigue más receptividad.

    5- Tu aspecto cuenta: refleja la importancia que le concedes a tu idea y a tu audiencia.

    6- Utiliza apoyo visual: pero no dependas de él y di cosas que no aparezcan en la presentación.

    7- Cuida tu voz: usa las pausas y la repetición de conceptos clave, pero siempre cómodo y relajado.

    8- Juega en equipo: si presentáis en grupo, apoyaos para aclarar conceptos y evitar pausas y dudas, pero sin corregiros.

    9- No lo cuentes todo: sé breve, destaca lo más interesante y despierta su curiosidad; lo demás, que lo pregunten ellos.

    10- Aprende a crear empatía: mira a los ojos de todos los oyentes, usa su nombre y controla sus reacciones.

     

    Y ya sabes, si esta vez no eligen tu propuesta, al menos que deseen llamarte la próxima vez que necesiten tus ideas.

     


  5. Comunicación, adivinos y manipuladores

    enero 24, 2012 por Michel

    adivino manipulación bola de cristalEl otro día me sorprendí viendo un programa en la tele de esos de adivinación en el que varios incautos indagaban sobre el futuro zodiacal de su relación afectiva. Me llamó la atención que la pitonisa augurara sistemáticamente fracaso e infidelidad. Luego pensé:

    “Claro, así acierta cualquiera”.

    Y no sólo por que la deslealtad pueda ser o no consustancial a las personas, sino porque el truco del profeta es ese: decir que toda va a ir muy muy mal. Si acierta, ya lo advirtió; si falla, todos contentos. Lo arriesgado sería anunciar buenas noticias y luego errar: el desprestigio sería total.

    Y hoy vienen los expertos de la economía con la misma estrategia. Pero, ¿se puede adivinar algo que aún no ha ocurrido? ¿Y es noticia lo que no ha sucedido?

    Una de las formas clásicas de manipulación es la profecía autocumplida, que se podría expresar con el teorema del sociólogo William I. Thomas: «Si las personas definen las situaciones como reales, éstas son reales en sus consecuencias». O en palabras de Goebbels, el ministro de propaganda nazi: «Una mentira mil veces repetida….se transforma en verdad».

    En la historia reciente los ejemplos son constantes: me vienen a la cabeza por su torpeza los casos de las armas de destrucción masiva en Irak o la responsabilidad de ETA en los atentados del 11M. Al final, se busca la excusa que justifique un acción indeseada pero finalmente aceptada por la población como “mal menor”.

    opinión manipulación comunicación

    Pero, ¿cómo distinguir la verdad falsificada? ¿Cuántas veces han triunfado los manipuladores y aún no lo sabemos? A los medios de comunicación de masas se les llama “el cuarto poder” que, a diferencia de los otros tres poderes del estado, no está controlado democráticamente sino en manos de grupos económicos. Quizá una forma sea preguntarse: ¿Quién gana con estas medidas? Eso nos puede dar pistas.

    Históricamente, buscar un enemigo externo (el diablo, el infiel, el vecino, el rico, el pobre, el de otro raza…) ha sido una forma de dominación y control de la plebe. Actualmente, el enemigo principal se llama crisis y ante ella, comulgaremos con ruedas de molino por prescripción facultativa de los “expertos económicos”.

    miedo manipulación

    ¿Son independientes dichos expertos? ¿Quién gana y quién pierde con las medidas y ajustes económicos y sociales? ¿Son inevitables? ¿Podemos fiarnos de los titulares catastrofistas de los medios de comunicación controlados quizá por intereses que desconocemos? ¿Dónde podemos encontrar informaciones veraces? ¿Es noticia algo que aún no ha ocurrido?

    Quizá debamos pensar en ello… en vez de en otras distracciones que aparecen ante nuestros ojos como el fútbol, los cotilleos y demás preocupaciones quizá no tan inocentes. Pero es complicado, ¿no?


  6. Sexo y publicidad

    diciembre 30, 2011 por Michel

    sexo y publicidad

    Reconozcámoslo, el sexo funciona en publicidad.

    cerveza y sexoNos parecerá mejor o peor, pero mires donde mires, verás que buena parte del reclamo publicitario cotidiano suele ser una imagen sexual más o menos evidente/sutil y más o menos elegante/grosera. Desde los calendarios de taller mecánico y camionero (los calendarios de Pirelli, tan finos ellos, ¿quién los cuelga en la pared?) hasta los spots navideños de colonias más incomprensibles, cualquier producto es susceptible de tocar ese interruptor que la mayoría de los humanos tenemos en modo ON. Según se dice, tanto los hombres como las mujeres…

    Me voy a centrar hoy en algunas piezas (con perdón) en las que se juega con el subconsciente mostrándonos imágenes inocentes en las que nos parece ver lo que no hay. Bueno, o sí que está lo que nos parece ver pero no, o sea, ya me entiendes, que lo que quieren es volvernos locos.

    ¡Qué mala idea la de los creativos estos! No quiero decir que la idea sea mala, sino que imagino lo que se debieron reír imaginando la reacción de los lectores de los anuncios al sentirse como unos pervertidos, siempre pensando en lo mismo.

    sexo publicidad y zapatos

    Faltaría valorar en cada caso la eficacia del recurso más allá de llamar la atención del público:

    ¿Se comunica la ventaja del producto?

    ¿Te quedas con la marca?

    ¿Transmiten una buena imagen?

    ¿Es buena publicidad?

    Eso, que lo juzgue cada cual.

    Pero a ver si en el próximo trabajo usamos el sexo como gancho y el cliente va y nos lo aprueba.