RSS Feed

Posts Tagged ‘opinión’

  1. Que hablen, aunque sea mal

    junio 3, 2013 por Michel

    Cartel de las Fiestas de El Pilar de Zaragoza 2013

    Cartel de las Fiestas de El Pilar de Zaragoza 2013

    Este año, nuestros compañeros en El Directorio, Cris y Jorge, han ganado el concurso del cartel de las Fiestas de El Pilar convocado por el Ayuntamiento de Zaragoza. Todos los años, el cartel elegido suscita críticas y comentarios, pero en serio, ningún año había sido como este. Y eso es bien. ¿Por qué? Ahora te lo digo.

    Uno de los objetivos de la publicidad en nuestro tiempo es destacar el nuestro de entre toda la maraña de mensajes y comunicaciones que a cada paso asaltan a nuestro público objetivo por todos los medios. Los consumidores de productos somos también devoradores de música, de películas, de historias, de mensajes, de imágenes, de eslóganes y desde luego, de publicidad. Y ante todo ello, hemos desarrollado un instinto mejor o peor para discriminar lo que nos interesa de lo que no.

    Así pues, el primer obstáculo que tiene que salvar nuestro dardo publicitario es el de resultar distinguible y así, llamar la atención sobre el mensaje que contiene. Eso es lo que nos diferencia a los publicitarios del resto de los mortales: que sabemos cómo hacerlo. Cuando el cliente nos deja.

    Y a fe mía que este cartel lo ha conseguido.

    Sus otras virtudes son tan evidentes para el que sepa ver (porque a ver también se aprende), que me daría vergüenza detallarlas. Las críticas han sido tan superficiales que no ha habido manera de debatirlas. Casi todas vienen a decir que el cartel este año no va a tener todos los topicazos de siempre: vírgenes, flores, baturros, cabezudos y fuegos artificiales. Y yo les digo: entonces, ¿tú también te has dado cuenta? Quiero decir: ¿es eso es un defecto? Pues no, queridos todos, esa es precisamente su virtud.

    Me acuerdo ahora de esa falsa cita del Quijote: ladran, pues cabalgamos. Por tanto, a galopar, amigos. Y que ladren.


  2. Un si bebes no conduzcas tailandés

    mayo 29, 2013 por Michel

    dont_drive_drunk_foundation_-_vodka_champagne_beer_suicide_-_3_of_3_-_the_leo_burnett_group_thailand_-_bangkok_aotw

    Yo soy de los que defienden que una palabra vale más que mil imágenes, pero es verdad que muchas veces con una buena imagen, sobran las palabras.

    Y es que a lo mejor no son cosas diferentes porque ambas, palabras e imágenes, son elementos del proceso de comunicación, significantes que transmiten significado y al igual que en la palabra, las letras y los fonemas transmiten ideas y conceptos, así también en las imágenes, cada elemento que las conforma sugiere un contenido que unido a los demás, la convierte en un mensaje tan legible para el receptor como una frase o texto.

    Por ejemplo, viendo este anuncio, sobran más explicaciones, ¿no?


  3. Por qué no funciona el nuevo anuncio de los tampax

    mayo 28, 2013 por Michel

    Estoy viendo y reviendo el nuevo anuncio de Evax y sin ser público objetivo, me da la sensación de que no funciona. Lo que no sé es si lo han hecho así intencionadamente para que se hable de él o simplemente es un error, en mi opinión.

    O sea, lo de mostrar lo fácil que se pone el tampón me parece que está muy bien, es perfecto, aunque ignoro si convence a las reticentes que prefieren la compresa. Supongo que habrán hecho sus estudios sociológicos y tal. Pero son otras cosas las que me chirrían.

    Por ejemplo, lo protagoniza Amaia Salamanca, que no lo hace mal, pero a la que le han puesto un bañador entero cuando es una chica que puede lucir muy bien un bikini. ¿Qué quiere esto decir para una chica joven? ¿El mensaje subliminal es que si tienes la regla te tienes que poner bañador en vez de bikini? Luego está el tipo ese que le quiere afanar el tampón del bolso (¿o iba a por la cartera o el móvil y se encuentra esa sorpresa?) ¿Es verosímil que un tío se acerque al capazo de la piscina de la chorba y le chore el tampax? Pero lo peor es la colección de maromos catatónicos que salen en el spot. Que sí, que con Amaia delante supongo que se te pone cara de bobo, lo comprendo, pero estos chicos parece que carezcan de la más mínima actividad intelectual en su encefalograma. El guionista no se lo ha currado nada, para mi gusto. Dales una frase, pordiós, un acting, algo, que parezcan humanos y creíbles…

    Lo que pasa es que a veces, la efectividad de la comunicación no depende sólo de la calidad del trabajo. Pero a mí me da que no, que este spot no va vender nada. Y tú, ¿qué opinas?


  4. Sexo, coches y publicidad

    mayo 23, 2013 por Michel

    volkswagen

    Estos de Volkswagen ya no saben qué inventar para vender coches. Soluciones innecesarias a problemas inexistentes. Pero bueno, ese es nuestro trabajo, muchas veces.


  5. 12 + 1 claves para comunicar con éxito

    octubre 23, 2012 por Michel

    número 13 suerte claves comunicar
    No tengo yo la bola de cristal ni la varita mágica, pero leyendo y aprendiendo aquí y allá me he hecho una lista de consejos que se repiten en la red sobre cómo debe una empresa comunicar con eficacia. Luego los he reescrito a mi modo y resulta que me han salido 13, sí, qué más da, podría quitar uno o poner otro para evitarlo, pero es un número que me gusta. ¿Sabes? Cuando yo jugaba a balonmano llevaba ese dorsal a la espalda: nadie lo quería. Pues yo sí. Y te aseguro que no es la camiseta, es la persona lo que cuenta.

    1, tómatelo en serio.
    Lo mires como lo mires, comunicar qué haces y por qué te tienen que elegir a ti es una de las claves de tu éxito profesional. Así que dedícale tiempo y esfuerzo. Los pelotazos no existen.

    2, acierta con tu negocio.
    Bueno, esto es evidente, no vendas neveras en el polo. Tienes que ser interesante. El riesgo y la aventura son parte de la empresa, pero estudia el mercado antes. El azar está sobrevalorado.

    3, piensa “en” y “como” tus clientes.
    Hoy por hoy, más importante que el producto es el público objetivo. Tú éxito no es hacer lo que tú quieres, sino conseguir que coincida tu sueño con lo que alguien desea o necesita. A lo mejor te lo debes pensar dos veces.

    4, traza un plan.
    Define tu estrategia: objetivos, pasos que debes seguir, cómo vas a vender, qué beneficio quieres obtener. Si tienes edad suficiente, ¿te acuerdas del Equipo A? Siempre tenían un plan B. Por eso les salían bien.

    5, hace falta valor.
    Sí, valentía, por supuesto, pero también ese algo más que haga aumentar tu precio, valor añadido. Tienes que ser no mejor, sino diferente. La individualidad es el nuevo negro. No hace falta ser original, pero sí desmarcarte del resto.

    6, ten prioridades.
    Piensa, si llega el momento de elegir, ¿de qué puedes prescindir? Pues ahora ve y céntrate en lo que te importa. Todo no se puede. Puedes elegir: marca, precio, prestigio, ruido… todo vale si crees que a ti te sirve.

    7, sé coherente.
    Elige tu personalidad, tu tono, tu estilo, tu identidad, tu imagen. Piénsalo bien, confía en profesionales que te asesoren. Y luego, ponte ese traje de faena y sal a muerte. Defiende tu papel como un buen actor, créetelo y transmite esos valores en cada cosa que hagas.

    8, aprende siempre.
    ¿Te crees muy listo? Cuanto más aprendes, más lagunas descubres que tienes. Así que dedica todos los días a aprender algo nuevo. El mundo gira muy deprisa. Sé curioso y no rechaces nada. Nunca se sabe dónde estará tu siguiente oportunidad para comunicar mejor.

    9, atento, por favor.
    Abre los ojos. Y las orejas. Escucha lo que las personas dicen. Ahora hay muchas formas de hacerlo. Pero tienes que saber distinguir la conversación del ruido de fondo. Filtra todo. Duda por sistema. Y toma nota.

    10, interactúa.
    Porque tú, ¿eres de carne y hueso, no? No seas un robot invisible. Alégrate de los éxitos y lamenta los fracasos. Ayuda, comparte, cuenta tu historia. Felicita y elogia el trabajo bien hecho y si criticas, argumenta y respeta.

    11, gasta la pasta.
    ¿Comunicar gratis? No te lo creas, eso no existe. Hay que dedicar dinero. Siempre te lo puedes hacer todo tú, claro, pero es como si te haces una cabaña con tus manos. Luego vendrán los lamentos. Siempre es bueno que te apoyes en profesionales de confianza, que los hay.

    12, siempre positivo.
    Nunca negativo. Un cliente me dijo un día que la palabra “no” se la tenía prohibida. Pero no son las palabras, son las actitudes. Hay que intentarlo, aprender del error, probar algo nuevo, felicitarte del éxito, confía en tu capacidad, déjate oírte hablando bien de ti. Tú eres tu primer público objetivo.

    y 13, disfruta.
    Recuerda siempre por qué empezaste. Es lo que querías hacer. Tu negocio no lo es todo en tu vida, por supuesto, pero te da satisfacciones. Y si no lo hace, cambia lo que haga falta, recupera tus sueños y sé tú mismo.

    O cambia de negocio y a volver a empezar por el 1.

    bola billar 13 suerte comunicar claves


  6. ¿Qué es el marketing servil?

    octubre 2, 2012 por Michel

    marketing servil tendencias trendwatching

    Aunque el adjetivo suene fatal, trendwatching.com presenta el «marketing servil» como uno de las nuevas tendencias de estrategia de venta para las marcas con el significado no de ser sumiso y dominado, sino de “servir” de “ser útil”.
    Es en realidad un reflejo de los nuevos tiempos, de una sociedad civil y humana colaborativa, cooperante, que se comunica y se informa a unos a otros más allá de los medios convencionales gracias a internet, que colabora, se ayuda, se aconseja, transparenta sus conocimientos y experiencias, intercambia el saber hacer y aconseja sin buscar nada a cambio.
    Y esto lo cogen las marcas para, como dice trendwatching.com, “crear marketing que no se vea como marketing”. El mensaje ahora es: «soy tu marca porque soy tu amiga y estoy aquí para ayudarte en todo lo que pueda».
    Ahora, lo cool para el nuevo consumidor no es tanto adorar una marca como a un ídolo de oro hueco por dentro que sobre todo te deslumbra y te subyuga como una femme fatale, sino que esa marca te ofrezca no ofertas, sino soluciones. Que se note que ha pensando en ti y en lo que necesitas al mismo tiempo que tú y aún mejor, aún antes que tú mismo.
    Ejemplos hay muchos y podemos verlos no sólo en las grandes marcas con sesudos departamentos de marketing. Cada comerciante, cada freelance, cada pequeño negocio que sea capaz de ver esto debería reflexionar sobre cómo vendían los comerciantes de antes del boom del consumismo, el tendero de la puerta de al lado, vamos, para entendernos, el buen servicio al cliente de toda la vida: dejar probar el producto, dar datos e informar, escuchar sus necesidades y anticipar la solución, proporcionar ideas de ahorrar, alegrar el día, hacer recomendaciones útiles y desinteresadas, poner las cosas fáciles…
    Esto es publicidad para los descreídos de la publicidad. Es vender con la verdad. Es recuperar la honestidad y ponerla por encima del balance de resultados. Es recuperar la vocación por la que te dedicas a un negocio.
    Si tienes clientes, es para servirles. Sé útil o dedícate a otra cosa.

     

    Para saber más: http://trendwatching.com/es/trends/servilebrands/